El día del padre aún puede sorprenderte…

La fecha de mañana, 19 de marzo, es un día festivo en España. La celebración es con motivo de la onomástica de San José y, por extensión, de agradecimiento y honra al propio padre. Sin embargo, otra parte del mundo esperará aún 3 meses, hasta el tercer domingo de junio, para congratular a los progenitores masculinos de sus familias. Esto se debe a Sonora Smart Dodd, que era una señora que vivía cerca de Washington , Estamos Ungidos (EE. UU.), a pesar de que tenía nombre de aparato electrónico.

Mrs. Sonora Smart Dodd, satanista practicante

La señora Dodd escogió la festividad más cercana al solsticio de verano, es decir, el tercer domingo de junio, con la intención de elevarla a la categoría de fiesta nacional. Su intención era simple: provocar la mayor concentración de energía en un momento del tiempo determinado que la ayudara en sus quehaceres esotéricos en una fecha tan señalada para los satánicos como el solsticio de verano. Todo un pueblo, no digamos ya un país, preparándose para la celebración y canalizando su pensamiento y sus emociones en ese día era una indudable fuente de poder. Esto quedó patente después de que se trasladara la celebración del nacimiento de Cristo al solsticio de invierno, la otra fecha más señalada del calendario satánico.
En 1909 Mrs. Dodd hizo esta propuesta por primera vez, pero no sería hasta el 19 de junio del año siguiente cuando se estrenaría el timo: el primer día del padre estamoungidense. Fue una celebración de carácter local, pues no se extendió más allá de Spokane, la localidad de residencia de Mistress Dodd.
En 1924 el magnicida John Calvin Coolidge, trigésimo presidente de Estamos Ungidos, decidió convertir el Día del Padre en una celebración nacional. Era el año de su estreno en el cargo, no electo, tras la inesperada muerte del presidente electo Warren Gamaliel Harding durante su gira por el territorio de las barras y las estrellas. La causa oficial del óbito de Harding fue apoplejía; sin embargo, una reciente desclasificación masiva de archivos secretos ha descubierto la verdadera causa de la muerte del presidente Warren Harding: fue desangrado. Vampirismo de alto standing.

El presidente Harding murió asesinado por sangría

El presidente no electo Calvin Coolidge tomó el cargo de Harding.

Finalmente en 1966, el también magnicida Lyndon Baynes Johnson, trigésimosexto presidente de los Estamos Ungidos, firmó una proclamación presidencial que declaraba el tercer domingo de junio como celebración nacional del Día del Padre. Esta proclamación fue claramente absurda, pues ya era fiesta nacional desde hacía 42 años, y evidentemente ocultaba una segunda proclamación secreta. Huelga decir que Lyndon B. tampoco fue elegido presidente, sino que ascendió al cargo tras el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. De hecho, su lugar en la historia se caracteriza más bien por su faceta de [¡EHEM!] suplente [¡EHEM!] de Kennedy que por su labor como presidente.
Huelga mencionar también la influencia que Estamos Ungidos posee sobre todo el continente americano, como el pulpo Paul tenía sobre el Mundial de Sudáfrica ’10, de modo que gran cantidad de países del otro lado del Atlántico (mirando desde El Ferrol) han adoptado también esa fecha como celebración del Día del Padre. Esto significa que muchos de nuestros amigos, todos aquellos de raíces mejicanas, paraguayas, peruanas, venezolanas, panameñas, costarricenses, colombianas, argentinas, chilenas, cubanas, salvadoreñas, guatemaltecas y nicaragüenses, posiblemente esperarán tres meses para congratularse en el amor que profesan a sus progenitores. Otros tantos, como los alemanes, tienen su propia fiesta: 30 de mayo, Vatertag, fiesta nacional en torno a la Ascensión de Jesús, en vez del nacimiento de José.

Me despido no sin antes dedicar unas palabras a mi padre en este día especial, aunque nunca las leerá:

“Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy” (Sal 2, 7)
“Tú eres mi Padre, la roca que me salva” (Sal 89, 27)

Cocoliso y papáHija, un beso.

Anuncios

Summertime – Janis Joplin

Este tema de una de las grandes damas del rock , grabado en esta pista en directo en Gröna Lund, Estocolmo, en 1969, es una buena muestra de la esencia de su música. Con una letra seductora y misteriosa, alegórica si se me permite, y una banda de músicos de calidad que empleaban instrumentos muy diversos -de hecho esta canción comienza con una trompeta y un clarinete para dar paso después a una sensual melodía acompañada de la dulce voz de Janis, que hace con ella lo que quiere y la rasga hasta provocarte escalofríos- nos traslada a un lugar que tiene su morada en el tiempo y que no está tan lejos de donde nos encontramos.
Insisto en su calidad de gran dama del rock, algo que llevaba dentro: <<¿Qué tal estáis todos por ahí? ¿Os encontráis bien? Si necesitais agua, comida, unas mantas, lo que sea… no tenéis más que pedirlo. Sois un montón de gente, muchos más de los que esperábamos>> (Janis Joplin, 1969, Woodstock). En realidad pronunció esas palabras en Bethel, lugar donde se celebró el festival que estaba previsto se celebrara en Woodstock. En efecto, no hubo ningún festival celebrado en Woodstock en el año 1969, pero toda la mercadotecnia llevaba ya ese nombre, de manera que la historia, una vez más, hace trampas; en esta ocasión, por pereza puede suponerse.
Me despido no sin citar antes unas frases que para el buen entendedor apuntan a aquellos que se llevaron su vida por delante: <<Sigo intentando cada día seguir adelante pero algo me empuja, oh, hacia atrás. Hay algo que intenta agarrarme, apresar mi forma de vida –Everyday I keep trying to move forward but something is driving me, oh, back. Something’s trying to hold on to me, to my way of life>> y sin mostrar una imagen en que sus ojos y sus labios lo dicen todo:

izda. – Janis desnuda (topless), en la playa, divirtiéndose
dcha. – Janis forzada a hacer algo que no quiere